El protocolo de atención al paciente es la guía por la que los centros sanitarios establecen de antemano cómo su personal debe tratar y proceder con los pacientes. Este se incluye en una serie de protocolos que determinan varios procesos homogéneos en diferentes situaciones. 

En resumidas cuentas, este tipo de protocolo en cuestión especifica muchas de las labores relaciones con el paciente para acelerar los procesos de atención y para que los profesionales cuenten con los recursos necesarios para diversas situaciones, teniendo estos la obligación de conocer dichos protocolos y aplicarlos correctamente. 

¿Por qué es necesario un protocolo de atención al cliente?

Un protocolo sanitario es la hoja de ruta que dictamina las normas de actuación y comportamiento dentro del sector de la salud. Prepara a los profesionales ante ciertas circunstancias clínicas y otras situaciones que puedan darse en las consultas, como es el caso del protocolo de atención al paciente. 

Por supuesto, los profesionales cuentan con su propio criterio de decisión y disponen de un margen de actuación. El protocolo les guía para ofrecer un servicio médico adecuado al paciente y reducir los tiempos de espera.

De hecho, es importante reconocer la necesidad de trabajar con protocolos de atención al paciente. Estos permiten que los médicos puedan tomar decisiones rápidamente y de una forma acertada. Además, tienen en cuenta un rango amplio de situaciones, tanto en el nivel estrictamente sanitario, como en todo lo relativo a la atención de los pacientes. 

La estructura del protocolo

Los protocolos sanitarios se adecuan a las necesidades de cada centro. Sin embargo, la mayoría de ellos comparten una estructura básica. Por tanto, podemos identificar las características que tienen en común. 

El plan de protocolos orientados a los pacientes coordina las diferentes áreas y profesionales sanitarios determinando cómo debe proceder cada departamento y las funciones que le corresponden. Se le da una importancia relevante a la opinión del paciente y se le informa de los servicios sanitarios que recibe. Además, se centran en actuaciones orientadas a la higiene, ya que es primordial que el centro ofrezca espacios limpios y seguros.

Asimismo, el protocolo de atención al paciente comprende las actuaciones relacionadas con las situaciones de riesgo que ponen en peligro la seguridad, cuyo contenido además debe ser contemplado por los protocolos médicos. 

Para finalizar, cabe destacar que este tipo de protocolo de atención abarca también cómo debe procederse en la atención psicológica para asegurar el bienestar emocional del paciente. 

Los protocolos de actuación y el registro digital 

Un protocolo de atención al cliente es más que un documento expedido por el centro sanitario. Los profesionales deben estudiarlo rigurosamente para poder llevarlo a cabo de una forma correcta. Se necesita un compromiso por parte del equipo médico y la clínica debe adaptar sus normas según la actividad que realiza. En Clinic Cloud sabemos que se trata de un proceso fundamental y, por ello, ofrecemos la oportunidad de registrarlo de la forma más eficiente a través del registro digital.  Gracias a este método, se podrán almacenar y gestionar todos los protocolos del centro, con un soporte digital que permitirá digitalizar todos los datos médicos necesarios.